Ley para regular el Teletrabajo

Publicado por el Jun 8, 2020 en Artículos, Noticias

Tú puedes aportar. Hasta el 22 de junio

Ya hemos hablado varias veces en los artículos de nuestro blog de las ventajas y desventajas del teletrabajo. Algunos de vosotros, que no habíais tenido esta modalidad de trabajo hasta ahora, habéis tenido la posibilidad (obligada) de probarlo en estos últimos meses.

El teletrabajo tiene también muchas ventajas, que también habéis podido comprobar. Dos de las más evidentes:

  • Evitar desplazamientos. En cualquiera de los casos, tanto si acudimos a nuestro puesto de trabajo en vehículo propio (atascos) como si lo hacemos en transporte público, invertimos un tiempo diario en estos desplazamientos que NO podemos dedicar a lo que realmente deseamos
  • Favorece la organización de horarios para conciliar con la vida familiar. Podemos organizar nuestra jornada laboral como mejor nos venga sin tener la jornada dividida, con 2 ó 3 horas para comer que quizá no necesitamos y que nos alarga la vuelta a casa

Pero claro, también hemos podido comprobar que el que estemos teletrabajando puede llevar, en algunos casos a :

  • Jornadas interminables de trabajo, en las que estamos todo el día conectados con nuestra empresa
  • Que, sobre todo si tenemos niños pequeños en casa, el que entiendan que papá o mamá está trabajando es «misión imposible«, con lo que algunas personas han tenido que buscar huecos de madrugada para poder hacer su trabajo.
  • Que el contacto social con los compañeros y compañeras se echa de menos, porque somos seres sociales por naturaleza y necesitamos compartir.
  • Que trabajar en pijama no «mola» tanto como pensábamos

La excepcionalidad de todo lo que ha acompañado a la experiencia del teletrabajo en estos meses no es el día a día de un teletrabajo en situaciones normales. Para empezar, ha coincidido con que nuestros hijos se han quedado en casa también, durante todo el día.Tampoco podíamos echar mano de ayudas externas como abuelos o las personas que nos ayudan a cuidar a nuestros hijos. Ni siquiera acudir a un espacio coworking como el nuestro, por la misma razón ¿Quien no ha visto, en estos meses, algún video de un padre o madre teletrabajando, con los niños colgados a su espalda en modo? ¿que hacemos con los niños?.

Todo esto hace que las instituciones se hayan dado cuenta que hay que regular, de algún modo el teletrabajo para que no se produzcan pérdidas de derechos de los trabajadores y para otros temas como coberturas de seguros laborales, prevención de riesgos laborales. También contemplar el apartado de conciliación y asegurar la igualdad entre hombres y mujeres, dotando de los medios necesarios para ello. Temas como ciberseguridad, protección de datos y demás, son otros de los frentes abiertos que se pretenden recoger en esta ley.

La NOVEDAD importante es que, para la redacción de esta ley, se ha abierto un PROCESO PARTICIPATIVO en el que cualquier ciudadano puede presentar las aportaciones que considere oportunas y necesarias incluir en la redacción de esta ley.

Es muy sencillo, se ha habilitado un formulario en la página web del Ministerio de Trabajo y Economía Social para que podamos llevarlo a cabo desde casa, sin ninguna complicación.

Así que, ya sabes, ¡opina, participa, aporta! ahora que puedes, NO te quejes luego de que no te gusta la ley.

Entre todos y todas es más fácil hacer una ley justa y adecuada para todos. ¡Hagámoslo!

Tienes tiempo hasta el 22 de junio

Call Now ButtonLlama ahora